Código de ética

Regalos y Atenciones

Los regalos generalmente se hacen para crear buena voluntad y hacer presencia en ocasiones importantes con nuestros clientes y proveedores. Por otra parte, aceptar un regalo puede crear, o parecer crear, un conflicto de interés; más aún cuando se hace o se recibe para obtener una ventaja comercial porque puede constituir un soborno o comisión ilegal.

En ningún momento Alestra, busca ganar clientes o negocios a base de regalos. La solidez de la marca, calidad de servicio y compromiso de satisfacción para con nuestros clientes, son la mejor carta de venta que tenemos. Solo hacemos regalos si son procedentes y están debidamente autorizados.

Los empleados podemos aceptar un regalo que no haya sido solicitado, que no sea costoso y que no se haga para obtener un trato favorable en relación con la obtención de negocios con Alestra. En los demás casos, los empleados los rechazamos y explicamos que la política de Alestra al respecto nos lo prohíbe expresamente.

Las dudas relacionadas con hacer o recibir un regalo las encauzamos siempre al nivel de la Dirección Funcional y, cuando sea necesario, se consultará a las áreas Jurídico y de Recursos Humanos.